Nuestro cachorro tiene dos momentos álgidos de actividad: primera hora de la mañana y por la tarde, durante estos instantes todo va a ir a la boca. Estos momentos son los ideales para sacarlo a las “zonas seguras”, y si no es posible le daremos juguetes para jugar(cosas para masticar). Sería interesante adaptar el entorno y no dejar cosas a su alcance.

perro destroza veterinario hospitalet